¿Qué son las dApps?

Una aplicación descentralizada, también denominada Dapp o dApp, es una aplicación o pieza de software con una interfaz gráfica, que es ejecutada y administrada por múltiples usuarios en una red descentralizada. Es decir, no depende de una autoridad o sistema central que regule y controle su funcionamiento. Al no ser controlada por una entidad única, la posibilidad de fallos, downtimes o caídas del sistema se reducen significativamente. Además, se puede optimizar el uso de la energía necesaria para hacer los cómputos necesarios la ejecución del software. Los usuarios que contribuyen al mantenimiento y operación del sistema aportando capacidad computacional, se ven beneficiados con distintos tipos de recompensas. Este esquema existe desde la aparición de las redes de persona a persona (P2P), pero las criptomonedas y la blockchain han permitido que esta idea se explote por completo.

Al incorporar la tecnología blockchain, que permite descentralizar prácticamente cualquier idea en el mundo tecnológico e informático, se facilita el desarrollo de estas aplicaciones inteligentes. Por otro lado, la incorporación de las criptomonedas provee el activo financiero que rige el sistema y suele utilizar para recompensar a los participantes en el esquema descentralizado. Sí, los administradores de las Dapps suelen beneficiarse con pagos en la criptomoneda que respalda el proyecto. Así, obtienen beneficios similares a una acción de una gran empresa.

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento de la aplicación descentralizada está estrechamente relacionado con el software como tal. Cada Dapp utiliza una infraestructura distinta para lograr un objetivo concreto. Lo que sí comparten es el esquema conceptual. Para convertirse en una aplicación descentralizada, la gestión y administración se debe llevar a cabo de forma descentralizada. Para que un software sea considerado como una dApp, debe cumplir los siguientes requisitos de acuerdo con BlockchainHub: debe ser de código abierto, los datos y registro se deben almacenar criptográficamente, la aplicación debe usar un token criptográfico y debe generar estos de forma automática. En la mayoría de las ocasiones, los contratos inteligentes se incluyen para la ejecución de instrucciones y la interconexión con la blockchain.

Existen muchas ideas que pueden incorporarse a una Dapp, por ejemplo, una plataforma de intercambio absolutamente descentralizada (DEX) como iDEX o EtherDelta. Así, las dApps son ideales para el desarrollo de proyectos financieros o semifinancieros. También se pueden utilizarse para sistema de gobernanza, como la votación en línea.